Las claves para dar un masaje erótico a tu pareja

 En Masajes

El masaje erótico en pareja es una de las experiencias más satisfactorias y sensuales para reavivar la pasión. En Tantra Luxury somos conocedores del poder del masaje y la energía sexual que trasmite.

Por eso mismo, queremos difundir a toda la gente posible sus ventajas para vuestra relación. Y, para ello, qué mejor que demostrar cómo dar un masaje erótico a tu pareja.

Cómo dar un masaje erótico a tu pareja

Nosotros consideramos el masaje erótico como un arte. Tanto por la sensualidad y precisión de los movimientos como por la “puesta en escena” que implica.

Así, el erotismo se trasmite de forma intensa. Si quieres sorprender y dar un masaje erótico a tu pareja, no puedes olvidar los siguientes pasos.

Unos cuantos preparativos…

Lo primero, y más fundamental, es que tu pareja esté dispuesta a recibirlo. Aunque no se trate de una práctica muy atrevida, hay gente que tiene reparos a recibir un masaje erótico.

Por eso mismo, antes de dar un masaje erótico a tu pareja has de saber que confía plenamente en ti. Crear y estrechar lazos es también una de las ventajas  del masaje erótico.

Por otro lado, preparar un ambiente para masajes es otro punto esencial. No hace falta que sea en una lujosa habitación de hotel o en un lugar de lo más exclusivo. Con vuestra habitación os vale.

Eso sí, ten en cuenta que hay que adecentarla un poco antes. Dejarlo todo como los chorros evitará que tu pareja se centre en lo desordenada que está la estancia y se deje disfrutar por la sensualidad del masaje erótico.

Unas velas perfumadas, unas cortinas de color rojo pasión, el termostato bien fijado… son solo algunas de las cosas que debes tener en cuenta a la hora de dar un masaje erótico a tu pareja.

Por supuesto, también debes prestar atención al uso de aceites para masajes. Hay decenas de variedades con muchas propiedades, olores y consistencia.

En Tantra Luxury recomendamos el que mejor se adapte a la situación. Eso sí, mezclar está prohibido, o dejarás un olor almizclado difícil de identificar.

Para finalizar, es buena idea que tengas las manos calientes. Así evitarás que tu cuerpo enfríe la situación, tanto literal como metafóricamente. Unos breves ejercicios moviéndolas o echándole aliento podría bastar.

Dar un masaje a tu pareja paso a paso

Para dar un masaje a tu pareja paso a paso tienes que dejarlo todo listo, tal y como te hemos indicado arriba. Una vez hecho esto, invita a tu pareja a tumbarse boca abajo. Deja, si quieres, una toalla en la parte de los glúteos para hacerlo todo mucho más íntimo.

Primeramente, empieza con tus manos en paralelo en la espalda de tu pareja. Deslízalas suavemente por cada lado de su columna, masajeando su espalda baja también. Una vez abajo, sube con suavidad hasta los hombros.

Repite el movimiento de forma ligera y ve subiendo en intensidad con el paso de los minutos. Haz esto unas 10 veces. Esta parte de masaje servirá para relajar tensiones y aliviar las cargas musculares y nerviosas. Un must have de casi cualquier masaje integral.

En el segundo movimiento tendrás que poner tus manos sobre un lado de su cadera. Presiona suavemente y ve ascendiendo hacia la columna. Hecho esto, mueve las manos hacia la cintura y sube de nuevo hacia la columna. Ahora, pasa al lado del pecho y sube a la columna.

Repite el proceso desde debajo de las axilas. Una vez hecho esto, vuelve a iniciar el proceso con el otro lado. Sentirás cómo el ambiente se va caldeando y tu pareja se está dejando llevar. Una vez hecho esto, pídele a tu pareja que se dé la vuelta.

Aquí te recomendamos empezar por un suave masaje facial usando las yemas de los dedos. Ve bajando suavemente por el pecho, abdomen, bajovientre… y claro, los genitales.

Sin embargo, no nos pararemos demasiado en el masaje genital (de momento). Seguiremos bajando por las piernas y nos pararemos un rato en la parte interna del muslo, una zona increíblemente sensitiva a los masajes.

Otra parte interesante y placentera para dar un masaje erótico a tu pareja son las pantorrillas y las espinillas. Si usas los pulgares subiendo y bajando estarás haciendo un acto de relajación absoluto. Baja suavemente hacia los pies y procede con un breve masaje usando las yemas de los pulgares.

Ahora ve subiendo con delicadeza hacia los genitales y empieza masajeando la parte exterior con delicadeza y sin presiones. Si es un chico, empieza por un suave masaje de testículos. Si es una chica, empieza presionando un poco en el monte de Venus.

Notarás cómo se va caldeando el ambiente. Eso sí, aunque tu pareja te pida más y con más intensidad, debes siempre seguir progresivamente. Así aumentarás el deseo y la pasión sexual. La espera habrá merecido la pena…

Cómo tocar en un pasaje erótico en pareja

Claro está, no todas las partes del cuerpo son iguales. Por eso mismo, vamos a ver algunas recomendaciones para que toques bien en depende qué zonas:

  • En zonas delicadas como la cara, las manos, los pies, etc. lo mejor es que te sirvas de las presiones con las yemas de los dedos. Trazar círculos con el pulgar será aquí una de tus armas secretas.
  • Para hombros, brazos y pantorrillas lo mejor es que intentes presionar con la mano abierta. Amasa el músculo (pero sin pasarte) aplicando la misma presión con todas las partes de la mano. También intenta hacer, de forma “involuntaria”, algún rozamiento con la uña. Pero sin hacer sangre, por favor.
  • En zonas muy amplias (pecho, muslos) intenta hacer movimientos largos y usando la misma fuerza en cada parte de las manos.

Aunque te demos estas recomendaciones, a la hora de dar un masaje erótico a tu pareja verás que reacciona de forma distinta en función de dónde hagas los movimientos. Déjate llevar por tu instinto y sus recomendaciones. Tendrás en su propio cuerpo, sus movimientos, sus gemidos, el mejor mapa corporal y la guía más completa que puedas imaginar.

Últimas entradas

Dejar un comentario